Uno de cada cinco empleados que acudía al trabajo en transporte público lo hará en vehículo privado
3343
post-template-default,single,single-post,postid-3343,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Uno de cada cinco empleados que acudía al trabajo en transporte público lo hará en vehículo privado

El Real Automóvil Club de España, Race, presentó el 23 de abril la tercera oleada del Observatorio de Conductores, que en esta ocasión se centró en el uso del vehículo durante la crisis del coronavirus. Entre todas las respuestas, desde Race destacan una: el 20% de los encuestados que antes de la declaración del estado de alarma se dirigía a su puesto de trabajo en transporte público realizará ese trayecto en vehículo privado tras el levantamiento del estado de alarma.

Además, el 25% de los conductores habituales que se desplazaban andando al trabajo también usarán su coche para sus desplazamientos laborales cuando se decrete el fin del confinamiento.

El 70% de los encuestados afirma haber tenido que conducir durante el confinamiento en algún momento. Entre ellos, el motivo más recurrente ha sido para hacer la compra (83%), muy por delante de otras razones, como ir a la gasolinera (53%), trabajar o ir a la farmacia (39% ambas), o acudir al domicilio de familiares mayores o dependientes (22%). Un 9% afirma haber utilizado el coche para actividades en las que, antes del confinamiento, usaba otra forma de desplazamiento.

Race resalta que un 6% afirma haber usado su vehículo para otros motivos no descritos específicamente en Real Decreto del estado de alarma. Fuentes de Race llaman la atención sobre otro dato extraído de la encuesta: un 3,5% de los conductores afirma haber utilizado su vehículo como ‘excusa’, sin ninguna necesidad real. Si ese porcentaje se extrapolara al censo de conductores en España, significaría que más de 900.000 personas habrían conducido en algún momento incumpliendo las limitaciones fijadas en el citado decreto.

Otro dato del estudio demoscópico es que el 3,5% de los consultados asegura haber sufrido alguna incidencia durante sus desplazamientos. De ellos, casi la mitad (48,4%) ha necesitado de la ayuda de asistencia en carretera.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.