¿Sufre mi embrague si circulo a 30 km/hora?
3943
post-template-default,single,single-post,postid-3943,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

¿Sufre mi embrague si circulo a 30 km/hora?

¿Sabías que la sustitución del embrague y su instalación es un proceso complicado, y su precio oscila, dependiendo del modelo del vehículo, desde los 500 hasta los 1.300 euros?

Ya son muchas las ciudades que han reducido su velocidad a 30 km/h y, desde el próximo 11 de mayo, serán una realidad los nuevos límites en vías urbanas y travesías. El problema es que el coche sufre mucho más en ciudad y, en el caso de los vehículos diésel, el filtro de partículas y el embrague, al circular en entornos urbanos constantemente, aumentan las probabilidades de que falle. Y es que el embrague del coche es una de las piezas que mayor desembolso implica. Este se encarga de transmitir la potencia del motor hasta la caja de cambios, y realizar el cambio de marchas a la vez que absorbe las sacudidas de la transmisión.

Es más, pisar el embrague a coche parado produce fricciones internas que afectan al disco y a todas las piezas asociadas, provocando un desgaste prematuro. Es una de las conductas frecuentes calificada como ‘mal hábito’ que hará que se tenga que proceder a un cambio de embrague más habitual de lo que sería normal. Lo mismo sucede con aquellos conductores que circulan con el pie parcialmente apoyado sobre el pedal de este mecanismo. Si el pedal del embrague muestra un desgaste más acusado por el lado izquierdo, puede ser que el conductor suele llevar el pie descansando sobre ese pedal. Esto habrá dejado huella en el embrague y es una reparación cara.

Por otro lado, estos límites afectarán también al nivel de eficiencia del coche, que serán más altos ya que estás circulando en primera y segunda, los rangos que más consumen; y los mayores problemas se pueden dar en los coches diésel, por problemas en los filtros antipartículas. Puede aparecer un exceso de hollín de la combustión, que tapona rápidamente los filtros antipartículas, obligando a aumentar el número de ciclos de regeneración de los mismos. Esto dispara el consumo de combustible, ya que en esos ciclos se producen post-inyecciones para quemar la ceniza del filtro y limpiarlo. Dichas post-inyecciones, además de aumentar considerablemente el consumo (lo cual ya va contra el sentido de este estilo de conducción), provocan un lavado de las paredes de los cilindros; al perder lubricación, se desgastan rápidamente. Además, ese exceso de gasóleo acaba bajando al cárter y mezclándose con el aceite, degradándolo rápidamente. Hay que tener en cuenta que un filtro FAP puede costar (en los modelos que llevan en un mismo módulo el FAP y el catalizador NOx) entre 4.000 y 5.000 euros, mucho más que todo lo que haya podido ahorrar en combustible el propietario. Este problema afecta especialmente a los vehículos diésel empleados en un uso urbano, ya que el motor nunca suele funcionar por encima de 2.000 rpm.

Eso sí, circular a 30 km/h para los coches híbridos y eléctricos supone todo ventajas, ya que lo que van a conseguir es mucho menos consumo y unas autonomías mayores. GACOSUR, La energía de Andalucía.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.