La distribución, parte esencial en la producción de petróleo
2820
post-template-default,single,single-post,postid-2820,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

La distribución, parte esencial en la producción de petróleo

El 60% de la energía que se consume en el planeta se obtiene de los combustibles fósiles, siendo fundamentales en el desarrollo de la economía mundial. Por eso es tan importante contar con extensas y eficientes líneas de distribución que lleven el combustible a las ciudades y a sus centros de consumo.

EE.UU., Arabia Saudí, Rusia, China o Canadá son los principales países productores de petróleo del mundo y de donde salen millones de barriles de crudo al día que se distribuyen por todos los continentes. Pero antes de que nos acerquemos a nuestra Estación de Servicio, descolguemos la manguera y llenemos el depósito de nuestro coche, el crudo del petróleo a de ser refinado, ya que una vez obtenido de los pozos es inservible para el uso de los productos que son realmente útiles.

Aunque al principio este proceso se realizaba junto a los pozos, pronto se dieron cuenta de que era mucho más económico refinarlo cerca de los grandes centros de abastecimiento y consumo. Por este motivo se desarrolló una de las actividades económicas e industriales más rentables, la distribución de combustible.

El transporte de este “oro negro” se realiza principalmente por vía marítima desde sus países productores mediante “buques-tanques” o superpetroleros que surcan los mares con capacidades de hasta 500.000 toneladas, y por vía terrestre a través de los famosos oleoductos, también conocidos como pipe-lines, tuberías de conducción de gran capacidad.

El petróleo llega desde el oleoducto a las refinerías, unos complejos industriales que operan las 24 horas del día y los 365 días del año, y se acumula en enormes tanques dentro de sus instalaciones, hasta que se lleva a cabo el proceso de refino. Para ello, el crudo debe calentarse antes en un horno a unos 370-400 grados de temperatura. Después se deriva a la torre de destilación, donde se introduce y se destila para conseguir los diferentes productos en función de la densidad de sus componentes, de acuerdo con las exigencias técnicas y ambientales que son necesarias para su utilización comercial.

Una vez destilado y seleccionado el tipo de producto, el combustible viaja hasta las plantas de almacenamiento enviado desde las refinerías; en estas instalaciones es donde permanece a la espera de que camiones cisterna carguen el gasoil y lo distribuyan entre las Estaciones de Servicio, empresas e industrias.

En Gacosur somos expertos proveedores de servicios para el negocio del petróleo ofreciendo un servicio permanente de distribución de Gasoil en la provincia de Andalucía, cubriendo un triángulo que comprende Lepe, Antequera y Algeciras, y que hemos reforzado con un nuevo camión cisterna para seguir ofreciendo el mejor servicio a nuestros clientes.

Contamos con una amplia flota de modernos camiones cisterna que recogen el Gasoil en nuestros depósitos, tanques de acero recubierto que cumplen estrictas normas de seguridad y ambientales, y que aseguran su hermeticidad y la calidad del producto. Ofrecemos servicios de distribución a otros distribuidores de combustibles, mayoristas y minoristas del gasoil, agricultores, empresas de transportes e industrias, mediante una red logística que cubre toda comunidad autónoma de Andalucía. Y además, asesoramos a todos nuestros clientes en todos los procesos del suministro de combustibles, asegurando eficiencia, seguridad y rentabilidad de sus operaciones.

Gacosur, la energía de Andalucía

#LaEnergiaDeAndalucia

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.