Gasolina y Confinamiento
3474
post-template-default,single,single-post,postid-3474,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Gasolina y Confinamiento

Hace unos días arrancó el verano y esto es sinónimo de altas temperaturas y el consiguiente sufrimiento para los motores.

Pero este año tenemos un problema adicional. Según una fuente tan fiable como ACEA, como el confinamiento ha traído consigo la disminución del consumo de combustible, esto se ha traducido en los tanques de las gasolineras y las reservas de las compañías petrolíferas estén ‘repletos’ de combustible almacenado.

Y ese combustible que se va a vender ahora estaba pensado para que se ‘consumiera’ en invierno y no en el verano donde las temperaturas son más altas. De ahí los posibles problemas para los motores.

Para entenderlo de forma fácil, podemos señalar que existen dos tipos de gasolina: una de invierno y otra de verano. La de invierno es una gasolina con una determinada presión de vapor necesaria para el arranque en frío del motor. En invierno esta presión del vapor se sitúa, entre los 45 y los 60 kPa de presión de vapor.

Y luego está la de verano, donde la presión del vapor se sitúa entre los 50 kPa y los 80 kPa de máximo. Es decir, cuando empieza el calor no se debería repostar un vehículo con gasolina de invierno que estuviera por encima de los 60 kPa de presión de vapor.

Al diésel no le afectarían estos problemas que sí ocurren en la gasolina.

La cuestión es que con la limitación de la movilidad, se ha creado un excedente de gasolina de invierno, con mayor presión de vapor, que se debería haber consumido con las temperaturas bajas, es decir en las semanas anteriores.

En este sentido, los proveedores de combustibles tenían como fecha clave el 1 de mayo. Hasta ese día, pueden por normativa servir gasolina invernal. Sin embargo, a partir de entonces, la gasolina tiene que tener menor presión de vapor.

¿Qué le puede pasar a mi motor?

• El repostaje de un vehículo con gasolina de invierno en un país o zona donde las temperaturas son cálidas puede provocar problemas como el bloqueo del vapor, el estancamiento del motor o la imposibilidad de que el motor arranque, además de generar problemas generales en el vehículo.

• La utilización de gasolina de mayor volatilidad en lugares con temperaturas más cálidas puede conducir a un aumento de las emisiones.

• Los sistemas de control de emisiones realizarán más operaciones y purgarán más. Y si el sistema operativo se satura, los sistemas de diagnóstico del vehículo pueden indicar fallos o mal funcionamiento con testigos en el cuadro de instrumentos.

Pero si eres cliente de GACOSUR puedes estar tranquilo. Afortunadamente, nuestra actividad ha funcionado bien durante el confinamiento. Nuestros tanques se han llenado y vaciado continuamente y vendemos gasolina de verano, la que le viene bien a tu motor ahora. Ten en cuenta que distribuimos a numerosas empresas, agricultores, flotas de camiones que han trabajado durante el confinamiento…

Recuerda que tenemos el mejor combustible, con la mejor atención y al precio más competitivo. Por eso somos, GACOSUR, por eso somos La energía de Andalucía.

GACOSUR, La energía de Andalucía.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.